JUVENIL 0-4 Viladecans U.D

Comenzaba la segunda vuelta para el Sant Just con un partido que a priori parecía estar muy igualado.

Primera parte con bastante superioridad visitante, pero el Sant Just aguantaba muy bien las embestidas y aprovechando algunas jugadas aisladas para hacer daño al equipo visitante, hasta que en el minuto 37 y tras un error los visitantes se ponían por delante. En el minuto 40 el árbitro señalaba un penalti un tanto discutible y los visitantes se ponían 0-2 en el marcador. Así concluía la primera mitad con un marcador demasiado abultado para como había transcurrido la primera mitad. Un equipo cabizbajo y un poco tenso por las decisiones arbitrales y el colegiado del partido decidirán un partido para olvidar. En el minuto 55 Adri ve la segunda amarilla por una jugada en medio del campo sin ninguna posibilidad de jugada peligrosa, sin ser agresiva, siendo la primera falta que cometía en la segunda parte y habiéndole mostrado una en el minuto 41 expulsa al jugador y se rompe el partido claramente a favor visitante. Dos goles más acabarían con cualquier esperanza de remontada. Pese al gran compromiso del equipo, necesitamos más sentimiento por este escudo centenario, los partidos se ganan luchando de principio a fin. Aun que también hay que decir que es muy difícil hacerlo cuando los árbitros de la Federación te pitan partido tras partido en contra, parece que es fácil pitar al Sant Just ya sea como local o como visitante. Aún así seguiremos trabajando para luchar contra viento y marea.

Força Sant Just!!!