AMATEUR B 0-4 ABRERA

Segundo partido de liga, primera derrota. Derrota positiva que nos sirve como una cura de ego y para bajarnos los pies a la tierra. Aún así, y aunque el resultado diga todo lo contrario, consideró no solo que el resultado sea demasiado abultado, sino que directamente me parece injusto haber salido sin puntuar hoy.

Hoy sin ejercer nuestro mejor fútbol, sin jugar como sabemos, debemos y como entrenamos, con una versión más nerviosa que de costumbre, tuvimos para llevarnos el partido. Tuvimos destellos de brillantez pero todos sabemos que el fútbol es constancia y no destellos.

Hoy la pelota no quiso entrar, intentándolo de mil maneras, y con el equipo volcado para buscar la victoria (nunca buscando el empate) asumimos riesgos que un Abrera con las cosas muy claras aprovecho las contras y errores individuales, lo que nos condenó.

Repito, creo que este resultado es positivo para saber lo que debemos mejorar, sobre todo a nivel mental. Orgulloso de que fuimos por el partido casi los 90’, pero con rabia de no haber puntuado, esta familia que hemos montado se lo merecía.