ALEVÍ. A 4-4 ATL.VILADECANS

 

Partido donde el exceso de confianza nos acabó pasando factura.

Encarábamos el partido con una baja tremenda, la de nuestro capitán Gerard Garcia, que estará un mes y medio fuera debido a una fractura en su mano. A todo esto sumar la ausencia de nuestro pichichi durante dos semanas por un proceso vírico, por lo que venía muy falto de ritmo y lo notamos desde el primer minuto. Lo que a priori parecía un partido fácil por lo que decía la clasificación, se convirtió en un partido muy competido, aún así sacando carácter después de no hacer un gran partido a falta de 7′ para el final pusimos el 4-2 en el marcador, pero a causa de una jugada mal defendida por nuestra parte el rival colocó el 4-3 en el marcador y posteriormente, a falta de unos segundos para el final en una jugada muy desafortunada de nuestro portero encajamos el 4-4 con un gol prácticamente desde el centro del campo.

Toca hacer reflexión y darnos cuenta de que si no se trabaja durante la semana y de que ningún partido se gana sin correr no lograremos el objetivo de acabar entre los 5 primeros.