ALEVÍ A. 2-4 VINYETS MOLÍ-VELL

 

Partido donde lo de menos fue el resultado.

Recibíamos al líder de la tabla, a 6 puntos de distancia, por lo que una victoria nos daba todo el derecho a soñar con algo grande. El equipo desde el minuto 1 sabía a lo que salía y en dos cuartos prácticamente perfectos y donde ellos solo creaban peligro con tiros lejanos, nos fuimos al descanso 2-0. Nada mas empezar el 3er cuarto desde un chute lejano aprovecharon un rechace que quedó muerto dentro del área y pusieron el 2-1, seguidamente y con el equipo haciendo un trabajo descomunal en defensa encajamos dos goles en fuera de juego escandaloso que el árbitro no vio (o no quiso ver) y una jugada desafortunada donde un tiro muy lejano pasa entre las piernas a nuestro portero un 2-4 en el marcador completamente injusto. Al comenzar el último cuarto Pol se queda solo delante el portero y este la toca con la mano fuera del área, solo señalando la misma falta, sin mostrar ningúna cartulina, siendo último hombre y ocasión manifiesta de gol, en esta misma falta un golpeo de falta espectacular de Xavi toca en el larguero y llega Biel para empujarla y poner el que debería ser el 3-4, pero lejos de no habernos perjudicado lo suficiente el arbitro señala fuera de juego cuando ellos habían colocado un jugador en el palo, por tanto el fuera de juego inexistente.
Los últimos minutos de juego ya fueron un pasatiempo y con los jugadores llorando en el campo viendo impotentes como se les escapaba el partido mas importante de la liga y el cual habían dominado.

Hay que seguir trabajando para intentar quedar lo mas arriba en la tabla y me gustaría destacar a todo el equipo por el trabajo mostrado MUY ORGULLOSO DE MIS JUGADORES!👏🏻💪⚽